domingo, 21 de febrero de 2010

Las Mentiras de Locke Lamora, de Scott Lynch *****

La vida de un huérfano suele ser dura y breve en Camorr. Sin embargo, con su rápida inteligencia y su innato talento para el robo, Locke Lamora ha evitado la muerte y la esclavitud, para caer en manos de un sacerdote ciego —que ni es sacerdote ni ciego— que transmitirá sus extraordinarias habilidades a su «familia» de huérfanos: los Caballeros Bastardos. Pronto no estará a salvo la riqueza de ningún noble de Camorr, los dominios de Locke, una ciudad de canales, palacios y templos, construida sobre las ruinas de una raza desaparecida. Pero un oscuro personaje acecha y amenaza con desencadenar una guerra por el control de los bajos fondos de la ciudad. Atrapados en un juego mortal, el ingenio y la lealtad de Locke y sus amigos serán sometidos a prueba en su lucha por la vida…


Estas aventuras de Locke Lamora resultan aventuras. Aventuras de las de antes, de saltar de una situación a otra sin respiro, de tenerlo todo perdido y pasar a tenerlo todo peor. De la sartén, al fuego. Y de grandes personajes. Y de amigos. Y de amor. Y de “fortuna y gloria”. Los libros de Lamora os van a encantar.
Las desventuras de un huérfano que deben aprender a robar para sobrevivir en los canales de una peligrosa ciudad sirve de marco para presentar los personajes. Personajes complejos, carismáticos, tridimensionales. Y llenos de misterios. De estos primeros años de desventuras y aprendizaje pasaremos una madurez llena de aventuras y de atrevimiento: Locke Lamora se ha convertido en un magnífico ladrón, pero el aspira a más: lo suyo no es robar de los bolsillos de los paseantes. Él es un maestro del engaño. Y quiere un reto. A partir de aquí veremos cómo se prepara un golpe maestro, la planificación de un gran golpe.
Es genial ver cómo un escritor le coge el pulso a su propia creación sin tener que ayudarse de muletas, sin mirarse en el espejo de otros autores ni hacer veladas referencias a otras obras. Scott Lynch escribe con maestría un mundo original y rico. Está lleno de callejones oscuros, de barrios peligrosos y de gente de lo más sospechosa. Y el autor lanza a sus protagonistas de una situación peliaguda a otra todavía más espeluznante. Y lo hace con un sentido de la acción y de la aventura de lo más clásico, sin recrearse en detalles sórdidos pero sin perder ni un ápice la sensación de peligro o de violencia.
Mientras leía los dos libros no dejaba de pensar en Indiana Jones, en Piratas del Caribe,  en películas mucho más antiguas, con piratas, bandidos del bosque, duelos a espada, y actores acróbatas de sonrisa torcida y réplica sarcástica. En el primer libro (Las Mentiras de Locke Lamora) Lynch presenta Locke y sus amigos, su mundo y sus aspiraciones y, tras muchas peripecias, le pone en una posición muy interesante. Sabes que ha nacido un personaje que recordarás durante años, y no puedes dejar de preguntarte en qué nuevas aventuras se embarcará. Locke parece dispuesto, y capaz, de todo. El segundo libro (Mares de Sangre bajo Cielos Rojos) cuenta la primera gran aventura de Locke: un gran golpe a un casino. Si a una de aquellas estupendas pelis de aventuras, le sumamos otra de aquellas pelis de atracos donde la planificación del golpe y su ejecución se convierten en otro personaje más, con personalidad propia y complejos giros, tendrás un libro de lo más interesante. Y desde luego, es interesante ver en qué posición deja a nuestro querido Lamora para encarar próximos títulos.
Escrito con maestría, divertido, arriesgado, inteligente, carismático… Hablo tanto de Locke Lamora como de los dos libros que protagoniza. Imprescindibles.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Tengo la misma opinión... pero sólo con respecto al primer libro, al segundo creo que le sobra toda la parte central (que recuerda demasiado a Piratas del Caribe), a mi se me hizo bastante pesada.

Saludos

Chemari-Wan dijo...

Coincido contigo, Anónimo, que el segundo libro es algo más lento, ya que por la misma trama, el desarrollo del plan que llevan a cavo los protagonistas es minucioso y es el nucleo central del libro. En comparación con el primer libro, es mucho más lento, pero para mi gusto no es que sea algo malo, sino diferente. Me gustó, no puedo decirte otra cosa, aunque tenga un tono más reposado. Eso no quita para que también me gusten sus duelos de espada (o de hachas gemelas).

Loren dijo...

Me mandaron el segundo libro y todavía lo tengo para leer, pero después de tu reseña me han entrado más ganas de leer el primero. xDD No conocía los detalles y que era de aventura pura y dura, tan sólo que iba de robos y demás.

A ver si me hago pronto con el primero y lo leo.

Kelemvor dijo...

Gracias por avisar de tu reseña! Porque la verdad es que me he empezado a interesar por esta saga ahora,y por lo que dices es muy buena. Como dice Loren, yo pensaba que era más bien de intriga, pero por lo que veo hay mucha aventura.

Definitivamente, desde que pueda le echaré el huante.

Un saludo!!

Quizás también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...