domingo, 25 de julio de 2010

Tigana, de Gavriel Kay ***

Tigana es la historia de un país asediado luchando por su libertad, el relato épico de un pueblo que sufre una maldición terrible impuesta por las artes oscuras del tiránico y cruel rey Brandin.

Ahora, años después de que su cultura fuese eliminada y su tierra arrasada, un puñado de valientes hombres y mujeres pone en marcha una peligrosa cruzada con el fin de derrocar a sus conquistadores.

Con el trasfondo de un mundo a la vez sensual y bárbaro, esta novela sobre gente apasionada persiguiendo un sueño resulta sobrecogedora por su visión, y ha cambiado para siempre los límites de la ficción fantástica. 


 www.lafactoriadeideas.es

Sí, pero... Ésta es una reseña difícil. Tigana es un buen libro. Es un libro estupendo. Es un libro que hará disfrutar a mucha gente. Pero también es un libro que se me ha hecho, por momentos, cansado. Tigana pone en movimiento un buen número de engranajes, de forma precisa, pero los hace girar en un medio denso, que personalmente, creo que ralentiza el avance de la historia, lastrando una premisa estupenda y unos personajes, simplemente maravillosos.

Kay construye un mundo fantástico, nuevo y fascinante, lleno de detalles, mitos y tradiciones, y nos lo presenta como algo antiguo, rico y vivo. El lector se encontrará como leyendo una novela histórica y no un libro de fantasía. El realismo, y sobre todo, la naturalidad con la que describe este mundo es, sino magistral, envidiable. Desde la geografía marítima hasta los usos y costumbres de las diversas Iglesias y sus sacerdotes, todos los detalles que hacen real un mundo hecho de palabras, están ahí.

Los personajes son maravillosos. Son humanos, profundos, complejos. Están escritos y llevados con tanta ternura que al leer sus historias, el lector se conmueve. Empatizar con ellos se rige por un método tan sencillo como ir pasando páginas. Ya sea un concubina, o un poderoso mago, un príncipe desterrado, un mercader o un músico ambulante. Cada personaje es cercano, y el trabajo del autor para tallarlo con mimo y a base de detalles es tan preciso, que una vez más, hay que reconocer sus méritos excepcionales.

Pero. A pesar de tantas bondades, hay un "pero". Un inmejorable escenario y un puñado de protagonistas estupendo, ¿qué puede fallar?. Pues no puedo concretar un elemento que falle. Si estudiamos el mecanismo de relojería de Tigana, todo está en su sitio y hace "tic-tac", moviendo cada pieza la que tiene a su lado. Pero si nos fijamos atentamente, veremos que las manecillas del reloj dan la hora con retraso, que el segundero no avanza a la velocidad que debería. A pesar de ello, el mecanismo parece estar bien, aunque no pueda decir qué pieza es la falla.
El resultado es una historia muy interesante que avanza a un ritmo desesperante. Un acontecimiento provoca ciertas reacciones, y aunque el lector esté deseando conocerlas, se encontrará pasando páginas y páginas de diálogos y descripciones sin llegar al meollo. Ese ejercicio de plasticidad por parte del lector, que tendrá que estirar su paciencia una y otra vez, llegará a convertirse en una rutina cansada.  Así que, a pesar de ser una historia estupenda, parece estar escrita sobre densa mermelada. Cada vez que pasemos una página parecerá que estemos girado un pesada losa de piedra.

A pesar de lo intenso de la trama (derrocar un imperio motivado por la venganza tiene que ser "intenso" de todas, todas) tal vez le falte algo de acción. Tal como el autor ha imaginado y planteado su historia, seguramente no sea necesario, pero como lector sí lo he echado en falta: pasan muchas cosas interesantes en el libro, una sorpresa sigue a otra, pero parece no hacerlo con la suficiente velocidad.

"Tigana" es una reseña compleja. El libro gustará a quienes tengan la paciencia suficiente para terminarlo, pero será una lectura pesada para aquellos que busquén acción y giros frenéticos.

5 comentarios:

Kelemvor dijo...

Pues hasta ahora sólo había oído maravillas de esta novela, y comentarios sobre lo buena que es. Jamás se me pasó por la cabeza que fuera un libro lento.

La verdad que es una pena, sobre todo porque al fin y al cabo es un sólo libro, y debería ser algo más ameno.

Aun así, me gustaría darle una oportunidad, porque no deja de ser un clásico recomendadísimo.

Buena reseña!!

Chemari-Wan dijo...

Kelemvor, no dejes de darle esa oportunidad. Mi opinión es personal, evidentemente. Y a pesar de las pegas que le pongo, le he dado tres estrellas, que está bastante bien. Soy muy crítico normalmente, y como ya he dicho en lagún otro post, lo soy más cuanto más publicitado es un libro. Así que con este he sido muy crítico.

Pero como te he dicho, haz tu mismo la prueba. Sería genial que luego comparásemos opiniones ^_^

Gracias por la visita

Ahuizotl dijo...

Gracias por compartir tus impresiones que, como siempre, nos guían en este vasto mundo para adquirir libros valiosos.
Definitivo lo leeré, pues a pesar de su pesadez, las virtudes que nos comentas son más cuantiosas.
Saludos

Chemari-Wan dijo...

Como decía antes, no es un mal libro en absoluto, y seguro que le sacas cosas que te gudtan. Incluso es muy probable que te guste más que a mí. Algunas veces pienso que soy muy duro con los libros... Pero luego recuerdo los 20 laurazos que he pagado y recuerdo que mi deber es dar caña, caña, caña--- ^_^

Gracias por la visita!

Jolan dijo...

Aún no lo he leído (ni comprado), pero sé que lo haré. Sólo por todo lo que se ha originado en torno a este libro a lo largo de los años, por lo mítico que se le supone, habrá que darle la oportunidad.

Personalmente no me importa que un libro de fantasía no esté plagado de batallitas y dragones; a menudo prefiero una trama más distendida, y la unión de fantasía con novela pseudohistórica me suena bien. Sin embargo, también es verdad que llevo mal las lecturas lentas y poco dinámicas... En fin, ya veremos, cuando lo lea podré emitir una opinión más certera.

Saludos.

Quizás también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...