domingo, 16 de mayo de 2010

El Secreto de los Dioses Olvidados, de Rafael Gonzalez ***

1929. El Imperio germano-ruso nacido tras la victoria del Kaiser en la Gran Guerra controla desde Berlín casi toda Europa. A lo largo del continente las tensiones entre vencedores y vencidos, imperialistas y bolcheviques, se encuentran en un peligroso punto de ebullición.

En París, eruditos especialistas en la leyenda de la Atlántida han hecho un gran descubrimiento en secreto. Datos que revelan una sorprendente verdad tras el relato de Platón. Pero alguien más está al tanto de sus investigaciones, y quiere apropiarse de ese fabuloso tesoro.

Cuando la conspiración salga a la luz, un joven correo de la Resistencia va a ser la única esperanza de los científicos para proteger el secreto que ocultaban los diarios de un famoso novelista francés. Jean Fontanabella y su improvisado aliado, Marcel DeFer, serán testigos a partir de ese momento de prodigios como ningún hombre recordaba jamás. 


www.grupoajec.es

Este libro llegó a mis manos con un handicap terrible: Tenía muchas, muchas ganas de leerlo. Me encanta la ucronía. Y cuando con ella se mezlan sociedades secretas, mitos como el de la Atlántida y dirigibles, mis ganas por meterle mano son ya irrefenables. Así que Rafael González ha tenido la dobe tarea de escribir un libro y satisfacer con él las altísimas expectativas de este voraz lector. ¿Lo consigue? Sí y no.


El autor ha seleccionado un buen montón de estupendas ideas y referentes y los ha revuelto, consiguiendo una mezcla por momentos irregular. Esto supone un problema cuando pasamos de tener una aventura claramente enmarcada en un contexto histórico con tintes fantásticos a unos combates entre dioses dignos de un cómic de Los Nuevos Dioses de Kirby. ¿Cómo pasamos de una cosa a la otra en tan sólo unos párrafos? Pues con dificultad. Por eso el lector se encontrará saltando de una idea a otra sin saber qué es lo que está pasando realmente.


El referente más cercano a este libro será una aventura gráfica que los más viejos del lugar recordarán haber jugado en sus PCs hace aproximadamente un millón o dos de años: Indiana Jones y las Llaves de Atlantis, de Lucas Arts. Aquí tenemos dirigibles, orichalco por un tubo y conspiraciones. La verdad es que esa premisa, junto a un mapa de Europa desconocido pero apasionante, son unos ingredientes fantásticos para un libro que, en un primero momento, está lleno de espías, agentes de la inteligencia británica y un ejército enemigo imparable. El problema es cuando por medio empiezan a aparecer dioses olvidados (los del título, sin ir más lejos), iluminados, profecías y una serie de elementos místicos que hacen tropezar una y otra vez la trama del libro. El lector se encuentra leyendo una interesantísima descripción de cómo un grupo de personajes encuentran una misteriosa reliquia en las catacumbas de una iglesia para, un par de párrafos más adelante, conocer a un semidiós atlante guardián de una biblioteca que se las arregla para tener respuestas para todo. Y con "respuestas" no quiero decir explicaciones, sino que ante las preguntas argumentales sembradas durante el libro se limita a decir: " Esto es así porque sí, pero lo que pasa es que no te acuerdas. Toma, bebe esto y verás como recuerdas". Y claro, el personaje bebe y recuerda: "Ah, claro, es verdad, lo había olvidado".


Así que, ¿me ha gustado el libro? Sí, me ha gustado. ¿Y cómo es eso, querido Guardián del Capítulo, con todo lo que has dicho?". Pues es sencillo (ahora me siento un semidiós atlante): Me gustan los ingredientes. Las ideas del autor son estupendas, pero por separado. O al menos, con más espacio. Tal vez de este libro se podrían haber sacado otros dos libros estupendos. O uno mucho más desarrollado que nos maravillase. El mayor problema el libro tal vez sea que ha pecado de ambicioso. En algunos momentos parece que González no ha sabido desarrollar una de sus fantásticas ideas y ha terminado desechándola (hay personajes formidables que desaparecen sin más e ideas maravillosas que sólo se nombran de refilón y que merecerían algún capítulo sólo para ellas). Esto se traduce en un estilo por momentos farragoso, como si el autor no supiera salir del jardín donde se había metido. Una verdadera lástima. Pero quiero resaltar una idea: esto da para más. Con todas las pegas que puedo sacarle al texto, creo en él y creo en su autor. Creo que sus ideas son muchas y muy buenas, y que con tiempo podremos volver a leer cosas fantásticas de Rafael González.


El "Secreto de los Dioses Olvidados" es un libro interesante por su singularidad. Un libro que se lee en poco tiempo y que está lleno de hallazgos. Que podría haber ofrecido mucho más, pero que encierra la promesa de mejoras por venir. Espero con ganas esas mejoras.

6 comentarios:

Pantagruel dijo...

Muchas gracias por el comentario, señor Guardián.
Como en otros casos, me guardo tu opinión para tenerla en cuenta durante la redacción de lo que venga en el futuro. En lo personal, lamento no haber podido redondear aún más la obra y espero que mi próximo "disparo" sea más certero.
Por mi parte, no dudes de que pondré toda mi voluntad en que esas esperanzas en algo mejor se vean cumplidas.

Un saludo, y de nuevo gracias por hacerte eco de un novato.

Chemari-Wan dijo...

Al contrario, gracias a tí por compartir con los demás tus ideas y tus historias. Tengo que felicitarte por lanzarte a esta aventura de publicar y ser valiente y exponerte a las críticas.

Es un buen trabajo, y de verdad que creo que próximos trabajos serán todavía mejores.

Gracias por tu visita, ya sabes que siempre tendrás un sitio aquí para tus libros.

Loren dijo...

Estoy a punto de acabar el libro y la verdad es que lo leído cumple mis expectativas con ganas. Todos los elementos tienen un algo que hace que salte una chispa en mi interior, precisamente uno de ellos el mítico juego de ordenador que citas, Chemari: "Indiana Jones and the Fate of Atlantis". El nombre que has puesto es el del cómic, pero se entiende. :D

Con los ingredientes que tiene el libro da ganas de seguir explorándolo en una sucesiva novela, que espero llegue en algún momento, y si no llega, siempre nos contentaremos con este libro sin lugar a dudas.

A ver si pronto escribo yo también una crítica más extensa.

Pantagruel dijo...

Loren... si tenía ganas de leer tu crítica antes de ver este comentario, ahora ya es pura ansia...

Sólo te tengo que dar una mala noticia... y es que no hay secuela prevista. He pensado que podría hacerlo, pero con los proyectos que he preparado no sería a corto plazo.

Loren dijo...

Hombre, pues no pasa nada porque no escribas una secuela, pero que sepas que ganas por leerla habría ¿eh? :D No sé si por el resto de la gente, pero al menos por nosotros dos seguro que sí. :D

Si no he terminado el libro antes es porque estoy hasta arriba de lecturas y no me da más el coco, que si no... :D

MIGUEL ANGEL dijo...

A mí el libro no me gustó.

Con los ingredientes que tiene (la trama es extraordinaria y felicito al autor por ello) no logró engancharme, pues los personajes están poco desarrollados, hay demasiada precipitación al final que nos impide disfrutar de lo que estamos leyendo y la edición es terrible (¿cómo se ha permitido publicar un libro con esos errores tipográficos?).

Valoro la trama y la narración y creo que podemos esperar mucho más (y mucho mejor del autor)

Un abrazo
Miguel Ángel

Quizás también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...