domingo, 7 de marzo de 2010

La Magia Muerde (Kate Daniels 1), de Ilona Andrews **

Si no fuera por la magia, Atlanta sería una ciudad agradable para vivir… Cuando la magia se extiende, los monstruos reptan de entre las sombras y los brujos urden sus hechizos, mientras que las armas de fuego dejan de funcionar y los coches se detienen. Pero la tecnología siempre regresa, y la magia retrocede tan sigilosamente como ha aparecido, dejando tras de sí una estela de molestias paranormales.

Kate Daniels es una mercenaria hecha a sí misma que se gana la vida resolviendo ese tipo de inconvenientes mágicos. Sin embargo, cuando su guardián es asesinado, su deseo de justicia la sitúa en el centro de un conflicto por el poder entre dos de las principales facciones de las altas esferas mágicas de Atlanta.

Los Señores de los Muertos, nigromantes que controlan a los vampiros, y la Manada, un clan paramilitar de cambiaformas, se acusan mutuamente de una serie de extraños asesinatos. La muerte del guardián de Kate puede ser una de las claves para la resolución del misterio. Presionada por ambos bandos en su búsqueda del asesino, Kate comprenderá demasiado tarde que el caso se le escapa de las manos. Aunque lo único que puede hacer es seguir adelante…


Joven atractiva con vaqueros y con un problema de actitud que caza demnios. Si te gusta Buffy, te gustará este libro. Porque es eso y sólo eso, ni más ni menos, una “Buffytada” . Tampoco promete otra cosa, así que nadie se engañe si le pida más. Si entras en este libro, sabías a lo que venías.
Empecé el libro con ganas porque había leído muy buenas cosas sobre él (y sobre la saga en general), pero a medida que pasaba páginas, iba perdiendo fuelle y cada vez tenía más ganas de pasar a otra cosa. No, el libro no está mal, pero tampoco es nada especial. Tiene un par de muy buenas ideas y algunos momentos casi brillantes. Pero Me recordaba demasiado a Buffy, y mientras que de la serie de TV puedo tragarme algún capítulo de vez en cuando de sus muchas repeticiones, e incluso disfrutarlo, es algo que ocurre de manera accidental. Tras ves la serie uno no vuelve a verla con facilidad, así que tropezarse con este libro pasa por ser un divertido pasatiempo que termina por hacerse pesado.
También es cierto que yo ya me siento viejo y encorvado, y estos tenues romances adolescentes, tonteos amorosos con criaturas de las tinieblas y tensión vital adolescente me pillan mayor. Para mí estas cosas murieron con los Guns’n’Roses. Pero todavía me resultan simpáticas.
El estilo del libro es bastante sencillo, sin ningún destello de gloria reseñable: es eficiente. Lo que hace, lo hace bien. Punto. Tampoco se puede hablar mal. Tal vez eso sea lo peor, que no es destacable: ni el estilo es novedoso y ni aporta nada nuevo. Creo que tampoco lo pretende. Parece un título de consumo rápido destinado a almas adolescente ávidas de mala leche, balas de plata y atractivos personajes mágicos. Por lo menos, no cae en la mojigatería de otras obras más “crepusculares”, y deja de lado profundos impulsos primarios producto del despertar hormonal y se dedica a ser entretenido y fácil de leer. Aventuras e intereses románticos que le encantarán a tu sobrino.
Un pasatiempo recomendable que no engaña a nadie. Y eso está bien: por lo menos es un texto sincero.

1 comentario:

Susana Eevee dijo...

Vaya, que pena, la sinopsis oficial prometía una historia potente. Me había llamado la atención este libro, pero por lo que comentas la cosa no es para tanto.

Quizás también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...